Preguntas y respuestas sobre la Semana Santa

Preguntas y respuestas sobre la Semana Santa

¿Qué celebramos los cristianos?

Durante la Semana Santa la Iglesia celebra los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección, actuados por Cristo en los últimos días de su vida, comenzando por su entrada mesiánica en Jerusalén.

¿Cuándo finaliza la Cuaresma y cuándo comienza la Semana Santa?

La Semana Santa comienza el Domingo de Ramos en la Pasión del Señor.

El tiempo de Cuaresma continúa hasta el Jueves Santo. 

¿Cuando es el Triduo pascual?

La Iglesia celebra cada año los grandes misterios de la redención de los hombres desde la misa vespertina del Jueves Santo «en la Cena del Señor» hasta las Vísperas del domingo de Resurrección. Este período de tiempo se denomina justamente el «triduo del crucificado, sepultado y resucitado» se llama también «Triduo pascual» porque con su celebración se hace presente y se realiza el misterio de la Pascua, es decir, el tránsito del Señor de este mundo al Padre.

¿Qué conmemoramos el Domingo de Ramos?

El Domingo de Ramos comprende a la vez el presagio del triunfo real de Cristo y el anuncio de la Pasión.

Se conmemora la entrada del Señor en Jerusalén con la procesión de los ramos, que recuerda las aclamaciones y gestos que hicieron los niños hebreos cuando salieron al encuentro del Señor, cantando el fervoroso «Hosanna».

Antes de la procesión, se bendicen los ramos o palmas que los fieles llevarán en las manos.

Los ramos se conservan en casa para recordar la victoria de Cristo, que se ha celebrado con la procesión.

¿Qué significado tiene la Misa Crismal?

La Misa Crismal manifiesta la comunión entre el obispo y los sacerdotes de la diócesis, que concelebran en la Eucaristía.

Según la tradición, se celebra el Jueves Santo en la Catedral. Puede anticiparse a otro día, pero siempre cercano a la Semana Santa.

El obispo consagra el santo crisma y el nuevo óleo, que luego se envía a las parroquias y que se utiliza en la celebración de los sacramentos de la iniciación en la noche pascual.

¿Cómo se recomienda acabar la Cuaresma?

Es conveniente acabar la Cuaresma con una Celebración penitencial, como preparación para un plena participación en el misterio pascual.

Sobre el Jueves Santo

En la celebración eucarística de la tarde del Jueves Santo se evoca la Última Cena en la cual el Señor Jesús: «en la noche en que iba a ser entregado, habiendo amado hasta el extremo a los suyos que estaban en el mundo, ofreció a Dios Padre su Cuerpo y su Sangre bajo las especies del pan y del vino y los entregó a los Apóstoles para que los sumiesen, mandándoles que ellos y sus sucesores en el sacerdocio también los ofreciesen»

El lavatorio de los pies, que, según la tradición, se hace en este día a algunos hombres previamente designados, significa el servicio y el amor de Cristo, que «no ha venido para que le sirvan, sino para servir».

Una ofrenda especial del Jueves Santo pueden ser los donativos que se han reunido durante la Cuaresma como fruto de la penitencia.

El sagrario ha de estar completamente vacío al iniciarse la celebración. Se han de consagrar en esta misa las hostias necesarias para la comunión de los fieles del día siguiente.

Se prepara un capilla para la reserva del Santísimo Sacramento que invite a la oración y a la meditación. Al concluir la oración después de la comunión, comienza la procesión, presidida por la cruz en medio de cirios e incienso, en la que se lleva el Santísimo Sacramento por la iglesia hasta el lugar de la reserva. Esta capilla se prepara para conversar el pan eucarístico destinado a la comunión del Viernes de la Pasión del Señor.

Sobre el Viernes Santo

El Viernes Santo recordamos la Pasión del Señor y adoramos su Cruz.

La Iglesia, siguiendo una antiquísima tradición, en este día no celebra la Eucaristía.

Es un día de penitencia obligatorio para toda la Iglesia por medio de la abstinencia y el ayuno.

También este día se dispone en las iglesias de un lugar adecuado para colocar la Cruz, para que los fieles puedan adorarla y permanecer en oración y meditación.

Sobre el Sábado Santo

La Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, esperando, en la oración y el ayuno, su resurrección.

Este día tampoco se celebra la Eucaristía.

Sobre la Vigilia Pascual

Es la noche de vela en honor al Señor. Se conmemora la noche santa en la que el Señor resucitó. Durante la Vigilia, la Iglesia espera la resurrección del Señor y la celebra con los sacramentos de la iniciación cristiana.

Esta Vigilia es también espera de la segunda venida del Señor.

Los símbolos de la Vigilia:

Bendición del fuego, se prepara una hoguera para la bendición del fuego nuevo, cuyo resplandor disipe las tinieblas e ilumine la noche.

Bendición del cirio pascual, que evoca que Cristo es la luz del mundo. Del mismo modo que los hijos de Israel, durante la noche eran guiados por una columna de fuego, así los cristianos siguen a Cristo resucitado.

Bendición del agua bautismal, para la aspersión de la asamblea, a fin de recordar el bautismo, ya que se renuevan las promesas bautismales.

 


> Semana Santa: por los caminos de la Pasión y la Gloria